¿Cargado de estrés? ¡Libérate! Mira cómo - Calma y Balance
1236
post-template-default,single,single-post,postid-1236,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive,currency-cop
Image gallery 1

¿Cargado de estrés? ¡Libérate! Mira cómo

Cargado de estrés

Grandes expectativas –tanto internas como externas– y una falta de control sobre la situación. ¿Te es conocida esta sensación? pues sí, estás ¡Cargado de estrés!

Bien sea por los estudios, trabajo, vida económica o personal, cada persona ha sentido estrés en su vida. El dilema más grande es cómo aliviar el estrés, y cuando no lo logras rápidamente las cosas empeoran y esto repercute en tu salud y bienestar.

Sin embargo, existen diversas formas de aliviar el estrés, pero antes de mencionarlas, lo mejor es saber a que te estas enfrentando; aunque sea de una forma un poco pintoresca para que sea fácil de comprender qué pasa en tu cerebro en esos momentos desesperantes:

Imagina que tienes un envase lleno de agua y este tiene escarcha dentro, cuando lo agitas toda esa escarcha se mueve hacia todas las direcciones y quedan dispersas por todos lados sin sentido alguno ¿lo imaginaste? de esta forma es como reacciona tu mente cuando estás bajo estrés. ¿Algo preocupante no?

Esto puede provocarte dolor de cabeza, mal humor, cansancio o indigestión, pero ¿Por qué pasa esto?

Cuando estás frente a situaciones que no puedes controlar, el cerebro percibe la situación como una amenaza, por lo que tus pulmones se expanden, tu corazón aumenta el bombeo de sangre, el hígado libera más glucosa de la necesaria, tu estómago se contrae y los músculos se tensan.

El estrés suele producir cada malestar mencionado, u otro síntoma que puedas llegar a sentir. Esta atención emocional  en cada persona es distinta, se presenta con síntomas particulares para cada organismo, por lo que en ocasiones suele ser difícil saber si estás estresado o no.

Quizás tienes dolor en el cuello, no puedes dormir bien, sientes el cuerpo tenso y cada vez que mueves una extremidad parece que cargaras toneladas de peso encima. Si es así, este articulo es para ti:

¡Libérate del estrés!

1. Escucha música que te agrade

Algunos piensan que solo la música clásica puede ayudar en estos casos, siendo música que sirve para relajarte –compositores como Beethoven, Vivaldi, Mozart, Bach o Chopin–, pero estudios han confirmado que no importa el tipo de música, con tal y sea de tu agrado.

Escucha música que te haga sentir bien, que te cause alegría o te relaje, que te haga cantar y gozar la melodía, esa música es la que te ayudará a liberarte del estrés. Puedes escucharla en tu camino al trabajo, o de vuelta a casa. La música tiene efectos positivos en tu cuerpo, por lo que –seguramente te has dado cuenta ya– cambia tu estado de ánimo de inmediato.

Si estás molesto, seguramente habrán canciones que te ayuden a drenar ese mal humor, así como otras que te relajarán y/o te pondrán alegre.

Por otra parte, si sientes que la música clásica es la que logrará ese objetivo, úsala. Definitivamente te ayudará a recuperar tus niveles normales de presión arterial y ritmo cardíaco.

¿Quieres bailar al ritmo de la música? ¡Hazlo! Bailar también tiene impacto en el cerebro, cuerpo y mente.

2. Haz ejercicio 

¿Eres amante de los ejercicios? Seguramente habrás notado que luego de una rutina te sientes mejor y de buen humor, y es que el ejercicio sirve de calmante para el estrés.

Cuando haces ejercicio tu cuerpo libera endorfinas, y esto hace que te sientas satisfecho porque has cumplido con todo lo que tu cuerpo podía dar con su propia resistencia. Además, si haces ejercicios constantemente te sentirás más relajado y tendrás pocas posibilidades de tener síntomas asociados a la depresión.

Por el contrario, si no eres de los que acostumbra a hacer una rutina de ejercicios porque simplemente no te agrada o –siendo sinceros– no tienes tiempo, debes saber que solo caminar te puede ayudar a lidiar con ello.

Camina a paso tranquilo y deja que tu cuerpo sienta el esfuerzo que hace, camina y despeja tu mente, también ayuda si escuchas música mientras lo haces. Asimismo, El yoga es igualmente efectivo, si decides iniciar con ello ¡perfecto!

3. Tómate tu tiempo para comer

Independientemente de si no cuentas con tanto tiempo para comer, lo mejor es que organices mejor tu itinerario y lo tomes con calma.

No tienes que comer apresurado porque te va a dejar el bus o quieres terminar más rápido que los demás para no “malgastar tiempo”, toma un bocado de comida, deja tu cubierto abajo y luego lo agarras nuevamente. Respira y relájate al comer, saborea y disfruta cada bocado.

La comida debe servir para nutrir tu cuerpo y llenarlo de “combustible”, es la fuente de energía más importante, y es por ello que debes tomar tu tiempo. Además, si tomas como rutina el comer apresurado, muy pronto tendrás indigestión y aumentarán las incomodidades debido al estrés.

Por otro lado, no comas en exceso. Sucede que algunas personas tienden a comer de más cuando están cargadas de estrés, pero esto es contraproducente, ya que solo te distrae del verdadero problema y no ayuda a solucionarlos.

Visita también: ¿Cuanto vales? ¡Valora tu vida!

4. Diviértete y ríe

Procura participar en una actividad que te guste y no añada más estrés, bien sea eventos sociales o pasatiempos, esto dependerá del tipo de ambiente en el que te sientas relajado.

Si te sientes más a gusto rodeado de personas conocidas y te encanta socializar, puedes recurrir a esto. En cambio, si prefieres relajarte por medio de la lectura, funciona de igual forma. ¡No subestimes el poder de un buen libro!

Recurre a tus programas favoritos, esos que te hacen reír, que sean divertidos y te distraigan de tu rutina.

Los beneficios de reír influyen tanto a nivel físico como a nivel mental. Esta, ayuda a aliviar tensiones emocionales y físicas ya que la risa produce e incrementa los niveles de serotonina –atribuyendo un buen humor– y disminuye los niveles de cortisol –la hormona que se genera por el estrés–.

5. Organiza y gestiona tu tiempo

Todo el estrés es generalmente ocasionado por lo que se ha mencionado anteriormente y que ahora tienes conocimiento, por lo que la mayoría de las cosas para aliviarlo requieren de tiempo para ejecutarlas y tiempo para ti mismo.

Si tienes muchas ocupaciones en tu agenda, es indispensable que te sientes un momento y decidas cómo administrar tu tiempo. Haz una especie de lista de tareas y asigna un tiempo estimado para cada cosa, procura no saturar tu itinerario diario para que tengas tiempo para comer, tomar un respiro y descansar las horas suficientes.

Por supuesto, esto último será difícil de hacer si estás cargado de estrés, así que siguiendo los pasos anteriores, podrás dormir mejor. Cuando te sientes cansado hay aumento de estrés, ya que no puedes pensar claramente y pierdes los estribos, lo que conlleva al mal humor.

Por ello es importante que gestiones tu tiempo, organizando tus quehaceres para que no se te acumule una gran cantidad de tareas que debas terminar en un corto período de tiempo. El estrés es molesto, pero si eres positivo y procuras hacer todo lo que se ha mencionado previamente, ¡podrás lidiar con ello y liberarte de ese mal!

En fin, sí decides que necesitas de ayuda médica, no tengas miedo y pide sus consejos, nunca está de más tener otras opiniones. 

Estar cargado de estrés no es saludable, y es necesario erradicar este problema.

Marling Escobar
marlingescobar@gmail.com
No Comments

Post A Comment

WhatsApp chat